CURIOSIDADES/ Una sonrisa marca la diferencia

sonrisa-niño

¿No os ha pasado alguna vez que tenéis el recuerdo de una persona que habéis visto un par de veces con la que no habéis tenido una gran conversación y os acordáis de su nombre y sin embargo, a otras personas por más que intentes recordar no hay manera de saber cómo se llamaba? ¿Y esto por qué pasa?

Una posible explicación a esto es que recordamos mejor los nombres de las personas que sonríen. En 2008, los profesores Takashi Tsukiura y Roberto Cabeza, a través de una investigación con resonancia magnética, descubrieron que los nombres de las personas que aparecían en la imagen sonriendo eran mejor recordados que aquellas personas que aparecían con un rostro serio. A través de la resonancia magnética pudieron comprobar cómo había mayor actividad cerebral en la corteza orbitofrontal, área relacionada con el procesamiento de la gratificación, y en el hipocampo, relacionado con la memoria, en las imágenes de personas sonrientes lo cual facilitaba el aprendizaje y el recuerdo.

158338065
Este mayor recuerdo ante estímulos positivos no solo se ha encontrado en caras, está comprobado como los seres humanos aprendemos con mayor rapidez y recordamos con mayor facilidad, cuando el proceso de memoria está asociado a una recompensa positiva, y claro está que una sonrisa nos es muy gratificante.

Además, este mecanismo es útil para acciones futuras, ya que buscaremos aquello que nos resulta positivo y así evitar las acciones que nos han dado sensaciones negativas.

También hay que señalar, que no solo los nombres de personas sonrientes serán mejor recordados, también tendremos la sensación de que estas personas sean más agradables, honestas e incluso atractivas, a pesar de no haber intercambiado palabra.

Por tanto, si queréis ser recordados más vale que tengáis una bonita y verdadera sonrisa. ☺


Fuente: www.muyinteresante.com

**Google images