RECETA FITNESS&GOURMET/ CUPCAKES DE ZANAHORIA

cupcake zanahoria 1

INGREDIENTES PARA 12 CUPCAKES

PARA EL BIZCOCHO:

  • 135 gramos de puré de manzana
  • 150 gramos de zanahoria rallada fina
  • 75 gramos de piña picada en trozos pequeños
  • 70 gramos de nueces picadas
  • 120 gramos de harina de avena
  • 25 gramos (1 scoop) de proteína sabor vainilla (sustituible por harina de avena)
  • 4 gramos (1/2 cucharadita) de levadura química
  • 3 gramos (1/2 cucharatita) de bicarbonato sódico
  • 5 gramos (1 ½ cucharaditas ) de canela
  • pizca de sal rosa del Himalaya
  • 1 huevo L
  • 1 clara de huevo L
  • Edulcorante al gusto

PARA EL FROSTING:

  • 250 gramos queso en crema light tipo Philadelphia a temperatura ambiente
  • 50 gramos (2 scoops) de proteína de vainilla
  • La ralladura de 1 limón pequeño
  • Edulcorante al gusto

cupcake zanahoria 2

PREPARACIÓN

  • Precalentamos el horno a 180ºC calor arriba y abajo.
  • Por un lado separamos las claras de huevo y las ponemos junto con la pizca de sal rosa en un bol amplio y las batimos a punto de nieve, esto aireará y dará esponjosidad al bizcocho, muchas veces los bizcochos a los que no se les añade ningún ingrediente graso quedan un poco apelmazados, con este paso evitaremos que nos pase esto.
  • En otro bowl mezclamos la yema de uno de los huevos que hemos separado previamente, el puré de manzana, la zanahoria rallada, la piña y las nueces, reservamos.
  • Por otro lado, en otro bowl, mezclamos la harina de avena, la proteína (si usamos), la levadura, el bicarbonato y la canela. Si disponemos del tiempo y las ganas, en este paso, de la que vamos pesando los ingredientes, sería conveniente ir tamizándolos para que queden aireados y así poder tener aún más esponjosidad en el bizcocho, es recomendable, pero no obligatorio.
  • Volcamos los ingredientes secos dentro de los húmedos y con una espátula revolvemos hasta que se hayan integrado, en este punto añadiremos el edulcorante, poco a poco hasta llegar al dulzor adecuando a nuestros gustos, no doy medidas exactas porque dependiendo del edulcorante que uséis puede endulzar más o menos, eso si, hay que usar un edulcorante que sea adecuando para su uso a altas temperaturas, no todos lo son. Una vez integrados los ingredientes húmedos, con los secos y añadido el edulcorante, añadimos las claras que tenemos reservadas a punto de nieve con movimientos envolventes para no perder el aire que hay ellas y que van a dar esponjosidad al bizcocho.
  • Repartimos la mezcla entre los 12 moldes para cupcakes, yo uso de silicona, porque los de papel al ser un bizcocho sin grasas añadidas cuesta mucho despegarlos y se queda parte de la masa adherida al papel. Hornearemos durante aproximadamente 18 minutos, estarán listos cuando al pinchar con un palillo en el centro este salga limpio.
  • Mientras horneamos nuestros cupcakes vamos a ir preparando el frosting. En un bowl pondremos el queso crema a temperatura ambiente para que esté más blandito y se trabaje mejor, con la proteína de vainilla y la ralladura de limón si la usamos, batiremos enérgicamente hasta que quede una consistencia cremosa y esté bien integrada la proteína, en este punto un robot de cocina puede ser un gran aliado, cuando obtengamos la consistencia deseada, añadimos edulcorante al gusto. Metemos la mezcla en una manga pastelera y refrigeramos para que endurezca un poco antes de decorar los cupcakes. Si no tenemos manga pastelera podemos con la ayuda de una espátula decorar el copete de los cupcakes, pero de todas maneras deberemos refrigerar nuestra mezcla antes.
  • Una vez estén horneados los cupcakes, los dejaremos enfríar en una rejilla hasta que estén totalmente fríos. En ese momento podremos decorarles con la crema de queso. Si la crema de queso pierde la forma cuando decoras el cupcake, mételo un poco más en el frigorífico para que endurezca un poco más antes de seguir.
  • Opcional: decorar con media nuez.

  • NOTA: Si no tienes moldes para hacer cupcakes, o te da pereza y quieres probar la receta pero que se haga un poco más rápido, sigue el mismo procedimiento, sólo que al final en vez de separarlo en moldes individuales hazlo en un molde grande circular de un diamétro de unos 18-20 cm o cuadrado de unos 20cm x 20cm incrementando el tiempo de horneado en torno a 30 minutos o hasta que al pinchar con un palillo en el centro del bizcocho éste salga limpio, después sólo tienes que extender la crema de queso por encima con ayuda de una espátula y listo.
  • El puré de manzana se puede comprar hecho, en los supermercados esta en la zona de mermelada y frutas en almíbar, yo suelo hacerlo casero y congelarlo, así lo tengo siempre a mano. Si no dispones de tanto tiempo, intenta comprar uno que no tenga azúcares añadidos.
  • La piña mejor que sea natural, pero si prefieres comprarla en rodajas, también busca la opción más saludable, si usas la piña de bote, escúrrela bien.
  • La proteína de vainilla es sustituible por harina de avena en el bizcocho, en el frosting en cambio es lo que da cuerpo y estructura a la crema, puedes omitirla pero te quedará un crema menos manejable. Si decides omitirlo, para que el sabor permanezca parecido, añade una cucharadita de extracto de vainilla.

Autora: Sandra González, Instagram: @sandra.g.e

“Tus recetas me tienen anonadada, son increíbles, enhorabuena por tu gran trabajo.”  Vikika.

Cupcakes