PSICOLOGÍA/ Una vida que valga la pena




Hace poco leí por las redes sociales alguien que decía “¿Fit o Trastorno de la Conducta Alimentaria controlado?”, y creo que no puedo hacer nada más que preguntarme lo mismo.

Es bien sabido que llevar un estilo de vida saludable está lleno de beneficios ya sean a nivel físico o mental, el problema surge cuando, sin darte cuenta, te pierdes a ti mismo en el proceso de encontrarte.

Cuando tu vida está construida alrededor de tus entrenos y tus comidas, cuando te da miedo saltarte una comida extra por no avanzar, cuando te restringes, te prohíbes y no te permites disfrutar de un capricho, cuando te apetezca, sin remordimientos, ahí es cuando debes plantearte qué estilo de vida estás siguiendo.

abril4

*google images

Las redes sociales están llenas de “gurús” del fitness que te harán creer lo bonita que es su vida, lo mucho que se quieren y lo felices que son: no te lo creas. Todos tenemos días muy malos, igual que podemos tenerlos de muy buenos, todos somos humanos y nos equivocamos, todos nos hemos comido unas bravas con una cerveza al sol, con los amigos o la familia y no por eso uno deja de ser sano, o es infeliz o no se evoluciona.

Una vida que valga la pena vivir, ese debe ser nuestro objetivo. No tenemos que buscar la felicidad en un ideal de belleza, ni en unos abdominales y mucho menos compararnos con las personas que hay detrás de Instagram o cualquier red social. Pero, ¿qué significa una vida que valga la pena vivirla?

No dejes que el “fitness” te controle, nunca. Viaja, vete lejos y prueba nuevos alimentos sin sentir remordimientos ni pensar que tienes que compensar. Coge un tenedor (o una cuchara si estás hambriento, que ahí cabe más comida) y come aquello que quieras: al mundo le da igual como sea tu aspecto físico.

abril6

*google images

Haz la prueba de pasar un día entero sin pensar en cuando tienes que comer, qué tienes que comer, si ya has comido suficiente o si debes ir al gimnasio.

Cuando uno empieza a seguir un estilo de vida queremos que sea para siempre y que este conlleve felicidad, no queremos que nutran nuestras inseguridades o miedos, debe hacerlos más pequeños. El equilibrio no reside en hacer un “cheatmeal” a la semana y cuidarse el resto de la semana, yendo al gimnasio y cumpliendo con los entrenos. El verdadero equilibrio reside en saber congeniar los hábitos alimentarios, deportivos y tu día a día. Conocerte a ti mismo en este proceso para encontrar la harmonía, entonces disfrutaras realmente de la vida.

Si te da miedo salirte de lo pautado, si te da miedo equivocarte y te asusta la idea de compartir una cerveza en el bar con tus amigos sin compensarlo después, pide ayuda. Pero de la de verdad, no busques motivación en aquellos que presumen de ser perfectos y felices porqué son los primeros que harán que dejes de creer en ti.

Sin título

*google images

Y si disfrutar de un capricho que no esté en tu dieta y que no sea tu “cheatmeal” es delito, me declaro culpable (y orgullosa). Tú eres único y ese es tu poder, así que no dejes de usarlo.




Autoras: Carmina Llongueras @caarmiina y Esther Martín @chicaplim