PSICOLOGÍA/ Consejos para mantener un cerebro activo

 


Probablemente si has llegado a este blog fitness sea porqué te gusta el deporte y mantenerte activo, ya sea ir a correr, ir en bicicleta, el crossfit, el entrenamiento con pesas… También es bastante probable que te guste cuidar tu alimentación y acudas aquí a buscar nuevas ideas o, simplemente, busques consejos para empezar un estilo de vida saludable.

Está muy bien que seamos personas activas, que cuidemos nuestro físico y lo que hay en nuestro plato así como nuestra salud. Ahora bien, es igual de importante mantener en forma nuestro cerebro que, desgraciadamente, muchas veces queda en el olvido.

SET_4

Por este mismo motivo aquí van algunos consejos para que nunca dejéis de cultivarlo:

  • Haz actividad mental. Lee, escribe y estudia, no dejes que toda la actividad que hagas sea física; estas actividades permiten conservar el cerebro flexible. Es sabido que la falta de entrenamiento de nuestro cerebro actúa como un fuerte predictor del deterioro cognitivo.

SET_5

  • Meditación. Junto con la anterior es muy importante, centrarse en el “aquí y ahora”, no estar constantemente pensando en el futuro ni en el famoso “y si…?”, es decir, en el pasado. La mayoría de estos pensamientos son disfuncionales y pueden dar lugar a diferentes enfermedades psicológicas como la ansiedad o la depresión.
  • Actividad Social. No dejes de estar en contacto con la gente de tu alrededor, aquella que te apoya y te anima cuando estás más débil o sin motivación. Quizás el contacto ya no sea el mismo pero es esencial cultivar las viejas amistades y no estar cerrado a hacer nuevas.
  • Evita los complementos alimenticios. A no ser que sufras una patología y sea necesario tomar la suplementación, si necesitas pastillas para llegar a los niveles óptimos de vitaminas o minerales que debe tener tu cuerpo plantéate si la dieta que sigues es adecuada. Si estás recuperándote de alguna enfermedad como un trastorno de la conducta alimentaria tómate tu tiempo. Los niveles pueden estar alterados pero cuando las cosas se hacen bien todo vuelve a la normalidad. Además, no debemos olvidar que las pastillas no están libres de efectos secundarios potenciales como hipertensión, problemas digestivos o de fertilidad.
  • Duerme, pero duerme bien. Nuestro cerebro necesita recuperar energía y, por ese mismo motivo, es vital el descanso. Es muy importante mantener un horario de acostarse y levantarse así como intentar dormir las horas que tu cuerpo te pida. Si tienes problemas para conciliar el sueño apaga los aparatos electrónicos antes de irte a dormir y evita usarlos la hora previa a acostarte.

SET_6

Independientemente de los consejos, lo más importante, es aprender a escucharse a uno mismo. Al final, tu eres quien conoce mejor a tu cuerpo y cuando necesita cada cosa, así que dásela cuando la pida. Si un día necesitas dormir más y puedes hacerlo, no te prives. De igual manera, si un día estás muy cansado y no te apetece ir a tomar algo por la noche no hace falta que te fuerces a salir.

Cabe recordar que, al final, con quien pasamos más tiempo es con nosotros mismos así que más nos vale cuidarnos, mimarnos y, por encima de todo, querernos ;).

 


Autora: Carmina Llongueras Espí @caarmiina