PSICOLOGÍA/ ¿Cómo te sientes comiendo saludable?




Cuántas veces hemos querido empezar la dieta y hemos dicho: “No tengo tiempo de hacerme las comidas, no sé qué tengo que comer, no sé cuántas comidas son las correctas…” Todas estas dudas inundan nuestras cabezas al principio, pero no podemos dejar que las excusas frenen nuestros objetivos.

comidas3

Míralo de esta manera, nuestro cerebro está trabajando las 24 horas del día y cómo una máquina que no para, esta necesita gasolina para funcionar. Esa gasolina se la damos con los alimentos, por lo tanto, no puede haber una gran separación entre ingesta e ingesta. Ya que si no, nuestro organismo se debilita por falta de energía. Lo ideal sería hacer una comida cada 3 horas aproximadamente para no tener una disminución muy marcada de glucosa en cerebro y se mantenga un metabolismo activo. Además, el comer repartido durante el día ayuda a saciar mejor el apetito, a no llegar con tanta hambre a la siguiente comida y a disminuir dolores fisiológicos como cefalea o agotamiento físico.

¿Qué debemos comer en estas comidas?

Diferentes estudios demuestran que comer de manera saludable ayuda a estar mejor psíquica y emocionalmente (Selhub, 2015). Volviendo a la metáfora de la máquina, si a esta le administras gasolina de calidad funcionará mejor que si le administras cualquiera otra más barata. No hay que llevar una dieta estricta ni tampoco complicarse la vida para comer correctamente. Simplemente, hay que ir incorporando nutrientes para que nuestro metabolismo y cerebro trabaje mejor.

comidas2

¿Cuáles son los alimentos que no le pueden faltar a nuestra máquina?

Una de las principales energías para nuestro organismo son los hidratos de carbono. Ingeridos de manera correcta y eligiendo aquellos más limpios, ayudaremos a qué nuestra mente este más abierta y menos fatigada. Sobre todo en el desayuno, son una forma de empezar el día con fuerza y llegar así menos hambriento al resto de comidas. Así que, no tengáis miedo a ellos y aquellos que empezáis una dieta no los eliminéis por completo.

¿Cómo distribuyo mis comidas para sentirme mejor?

Así cómo el desayuno debe ser una de las ingestas más fuertes y abundantes del día, la cena tendría que ser de las más ligeras. De esta manera, ayudaremos a nuestro cuerpo a conciliar mejor el sueño y a tener menos dolores de estomago debidos a comer de manera pesada a la noche. EP! Aun así, si practicas deporte antes de cenar, no es aconsejable irse a dormir cenando poca cantidad, ya que tu cuerpo necesita gasolina después de un gasto considerable entrenando.

comidas1

Haz la prueba, y verás que en unas semanas, tu mente preferirá alimentarse de manera saludable para estar más activa, que comer otros alimentos que no aportan nutrientes a nuestro organismo y simplemente sacian de manera momentánea.




Autoras: Carmina Llongueras @caarmiina y Esther Martín @chicaplim