NUTRICIÓN/ EL MENÚ INFAN-FIT

VERSIONANDO LOS MENÚS INFANTILES

‘’EL MENÚ INFAN-FIT’’


 

El ser humano es animal de costumbres y, como tal, siente tranquilidad al hacer lo mismo una y otra vez. Nos quejamos de la rutina, pero cuando estamos de vacaciones la echamos en falta, y en la mesa con los peques, la situación no es diferente. Si le preguntas a un niño que qué quiere comer, en el 90% de los casos te va a decir: ¡Croquetas! ¡Varitas de pescado! ¡Escalopa rebozada! o algún otro plato similar, porque los adoran y no saben de su dudosa procedencia y su escaso valor nutricional.

croquetas-queso-edam-tierno

 


Sin embargo, tú si que eres consciente. Entonces, ¿Por qué no aprovechas la situación? ¡Ponte creativo/a y dale a tu hijo/a la posibilidad de disfrutar de esas comidas quedándote tranquilo/a! Aquí tienes algunas ideas.

  • CroqueFITas: Esas croquetas de paquete con 1 trozo de jamón o pollo por unidad… ¡Venga ya! Haz un caldo con ingredientes de calidad y reserva la carne y las verduritas. Pícalas muy pequeñas y saltéalas con cebolla en la sartén. Una vez hecho esto, haz una bechamel saludable con harina de avena o maicena y leche de arroz y añádesela al salteado. Deja enfriar la masa en la nevera toda la noche y forma las croquetas al día siguiente, mójalas en huevo y después en harina de almendra y mételas al horno hasta que tengan un color doradito. Si al caldo le pones unos fideos integrales o un poco de sémola de arroz, ya tendrás un primero y un segundo increíbles.
  • VariFITas de pescado: ¿Cuándo pescaría el Sr. Pescanova la merluza de sus varitas? Mmm… ¡Mejor hacemos las nuestras y nos evitamos el problema, no? En este blog podéis encontrar la receta de Vikika. ¡Es exquisita!
  • Patatas FITas: Tanto si tu hijo es de patatas chips, como si es de francesas o de ‘’deluxe’’, ¡Tienes el poder de hacerle patatas FITas! Córtalas como a él más le gusten, espécialas y hornéalas con un tilín de aceite (¡Con el aceite en spray quedan geniales!).

    las-mejores-patatas-fritas-33881-1

  • Escalopa reFITzada: ¿Por qué tiene que ser mala la pechuga de pollo rebozada? Desde que era pequeña es mi plato favorito y he encontrado la manera de hacerlo saludable y exquisito. Moja el pollo en huevo y después en harina de almendra o en pan tipo wasa molido con un poco de sal y las especias que más te gusten. Después, en lugar de freír los filetes, mételos en el horno. ¡Quedarán riquísimos y crujientes!
  • *Si eres un MEGAFAN del crunchy style, puedes hacer un doble rebozado haciendo 2 veces el procedimiento antes de hornear 😛




12328450_858752684247273_656975757_n

Ya has visto que es mucho más sencillo de lo que creías, basta con eliminar algún ingrediente y sustituir algún otro y listo. Ya no tienes excusa. ¡Come on! Tanto si haces alguna de estas variantes como si te metes en la cocina e innovas, muéstrame tu creación por Instagram con el hashtag #menuinfanFIT !!

Autora: Sonia Exposito @esarckson

*Foto niños de @earthyandy