Nutrición/ El huevo, ¿qué es mito y qué es verdad?




Hasta hace poco, el huevo era un alimento impensable en la dieta de una persona que quisiese cuidarse. El huevo tenía fama de subirnos el colesterol de manera exagerada, e incluso hoy en día esta creencia sigue en el aire.

food-eggs-85080

Lo primero que debemos dejar claro es que el colesterol que contiene el huevo “no se absorbe “en nuestro cuerpo, es decir no afectará a los niveles de nuestro colesterol plasmático (colesterol en sangre).

La falsa creencia de que la ingesta de huevos podría aumentar el riesgo cardiovascular a través de su efecto sobre los niveles de colesterol plasmático aún no está desterrada.

Los resultados de numerosos estudios, sin excepción, han demostrado de forma concluyente que el tomar un huevo al día no resulta perjudicial para nuestros niveles de colesterol ni de lípidos en sangre.

¿Qué más debemos saber de este alimento?

*google images

*google images

El huevo es un alimento muy completo y una fuente proteica maravillosa, ya que posee todos los aminoácidos esenciales que nuestro cuerpo y músculos necesitan, por lo que se trata de una proteína de alta calidad y además de fácil digestibilidad, que resulta muy versátil y se puede cocinar e incluir en múltiples opciones y platos, siendo actualmente, una de las proteínas más recomendadas para aquellos que practican algún deporte.

Otra cualidad maravillosa del huevo es su contenido en vitaminas y minerales, sobre todo en vitaminas A y D, esta última necesaria para la salud y fuerza de nuestros huesos.

La cantidad de vitaminas y minerales de un huevo entero frente a lo que necesitamos son las siguientes: vitamina A (100 g de parte comestible aportan un 28,4% de la Cantidad Diaria Recomendada -CDR-), vitamina D (36%), vitamina E (15,8%), riboflavina (26,4%), niacina (20,6%), ácido fólico (25,6%), vitamina B12 (84%), biotina (40%), ácido pantoténico (30%), fósforo (30,9%), hierro (15,7%), cinc (20%) y selenio (18,2%).

Ello hace del huevo un alimento nutricionalmente denso, rico en componentes nutritivos y con pocas calorías.

c056de316544aa4141e305f4a3cfc9b0

Los componentes nutricionales están repartidos de manera distinta, existiendo diferencias entre la clara y la yema.

La grasa, el colesterol del huevo (que hemos dicho que no son perjudiciales) las vitaminas y los minerales se encuentran mayormente en la yema. Mientras que en la clara, está formada principalmente por agua (88%) y proteínas (11%).

Por lo tanto, podemos decir que el huevo es un alimento completísimo y muy recomendable en la dieta de cualquier persona, y especialmente en la práctica deportiva, debido a su contenido proteico y la calidad de este.

Si además lo que queremos es bajar peso, podemos consumir solamente claras, que tendrán menos calorías aún, nos perderemos algunos nutrientes, pero conservaremos el contenido proteico.




Autora: Cristina Blanco Dietista-Nutricionista @saludentumesa