SUPLEMENTACIÓN/ LA GLUTAMINA EN DEFINICIÓN

glutamina-amix
Hoy quiero hablaros sobre la Glutamina, un aminoácido muy usado como suplemento para diversos objetivos, no obstante quiero centrarme en su uso en etapas de pérdida de peso o definición.

La Glutamina es el aminoácido no esencial más abundante en los músculos, a pesar de ser no esencial, es decir que el organismo puede sintetizarlo por sí mismo, su consumo en ocasiones si se vuelve esencial ya que interviene en muchas reacciones químicas del metabolismo de las células y posee numerosos efectos beneficiosos en nuestro cuerpo:


  • Mejora el sistema muscular:

– Ayuda a recuperar fibra muscular tras el esfuerzo, en los esfuerzos de alta intensidad que ocasionan graves roturas estructurales.

– Reduce el catabolismo muscular en esfuerzos de resistencia, y nos permite entrenar durante más tiempo.

– Evita el uso del tejido muscular como energía en cualquier esfuerzo.

  • Ayuda al sistema cardiovascular:

– Mejora la actuación de intermediarios oxidativos.

– Elimina el amonio y restablece el ph sanguíneo.

  • Potencia el sistema inmune:

– Aumenta las defensas del organismo frente al estres de cualquier tipo: lesiones, post operatorios, infecciones, entrenamiento intenso, etc…


El uso de Glutamina para mejorar el rendimiento deportivo o la composición corporal tiene muchos usos, y por ende muchas pautas de consumo, en este post me quiero hablar sobre su uso en etapas de definición, centrándome en sus propiedades anticatabólicas y su intervención en la glucogénesis.

Son fuentes naturales de  glutamina diversos alimentos como lácteos (queso fresco, leche, yogur, etc..), carnes, huevos,  frutos secos y  algunos vegetales verdes como el perejil o la espinaca.  El problema es que las concentraciones de glutamina de estos alimentos no son muy altas y que al cocinarlos los niveles de glutamina se ven afectados porque parte de ella se destruye en el proceso.

De ahí que la suplementación con glutamina sea tan extendida; la dosificación varía mucho dependiendo del peso corporal y el tipo y/o nivel de actividad física/stress del consumidor. La dosis puede ir desde los 5 gr día hasta los 40 gr día. Otro factor importante en el consumo de glutamina es el momento de su consumo, en este tema también hay multitud de fórmulas, la más habitual (vuelvo a incidir que hablamos en etapa de definición) es en los 30-60 minutos posteriores al entrenamiento (para favorecer la recuperación) y antes de acostarse (evitar el catabolismo muscular durante el sueño y por su efecto beneficioso sobre la hormona de crecimiento que  aumenta sus niveles).

Otros momentos en los que suelo consumir glutamina es antes del entrenamiento para favorecer la síntesis proteica, y mantener/aumentar la masas muscular o también suelo consumirla antes del cardio en ayunas por sus propiedades anticatabólicas y al no ejercer efectos sobre los niveles de insulina no afecta en la quema de grasas, como ya sabemos la presencia de insulina interfiere en la lipólisis.

Como antes comenté, la dosificación de las tomas también varían mucho pero una dosis general podría ser de unos aprox. 50 mg por kilo de peso por toma, no excediendo los 40 g diarios en ningún caso, es más en la mayoría de los casos menos de la mitad al día sería suficiente.

Su combinación con otros suplementos es muy habitual, destacando su sinergia con aminoácidos ramificados o BCAAS (en muchos suplementos vienen combinados), favoreciendo sus propiedades recuperadoras y con HMB (beta hidroxi beta metilbutirato) que es un compuesto derivado de la leucina y potencia su capacidad anticatabólica.

Como podéis ver se trata de un suplemento muy versátil por lo que las pautas de administración debéis ajustarlo a vuestras características y formas de entrenamiento, si estás pensando en suplementaros con glutamina, consulta a tu preparador para sacarle el máximo rendimiento.

One Response
  1. grecia