CURIOSIDADES/ Tener opciones, ¿bueno o malo?

opciones_4

¿Diríais que tener muchas opciones diferentes donde elegir puede resultar negativo?

Generalmente pensamos que será mejor cuantas más opciones tengamos, porque así podremos escoger la mejor opción posible. Pero ,?es esta afirmación cierta? La Respuesta sería no, pero porque?

Por la sencilla razón de que el hecho de tener muchas opciones nos distrae de nuestro objetivo principal.

Dan Ariely, profesor de psicología del consumo en el MIT, nos explica en su libro las trampas del deseo, porque tener muchas opciones nos resulta contraproducente.

Para ello, Ariely presentó un pequeño juego en un ordenador. Este juego consistía en clicar en una de las tres puertas (roja, verde y azul) que de presentaban en la pantalla. Cada una se diferenciaba por el coste y ganancias que otorgaba. Además cada vez que seleccionabas una puerta, las otras dos iban menguando hasta desaparecer. El fin último de la tarea era obtener el máximo beneficio posible.

tablero_de_la_encuesta_sobre_el_dibujo_animado_con_tarjeta_postal-r5066676bc94040e7adddecc24e50722c_vgbaq_8byvr_512
Lo lógico sería que seleccionáramos aquella puerta que nos ofrece un mayor beneficio entre costes y ganancias. Pues bien, el resultado fue muy diferente. Lo que ocurría era que los participantes del estudio seleccionaban la puerta que mayor beneficio les daba pero nunca permitían que las otras puertas desaparecieran con tal de tener todas las posibilidades a su disposición. Esto generaba en los participantes estrés, ya que se generaba un conflicto entre obtener el mejor resultado y no perder las otras posibilidades.
Si creéis que vosotros no actuaríais de esta manera, pensad en un ejemplo de la vida cotidiana, como cuando vais a un restsurante y no sabéis que plato elegir de entre toda la carta, o cuando no sabes que ropa ponerte para un evento especial, o cuando vas al cine y no sabes qué película ver.

¿Y qué podemos hacer ante esta situación?
Aunque es difícil, tenemos que pararnos a pensar de forma racional centrándonos solo en el objetivo principal que buscábamos, antes de perdernos en las diferentes opciones que se nos ofrecieron.
Debemos centrarnos en nuestro objetivo y olvidarnos de “posibles” beneficios que nos darían otras opciones y que sólo nos harán gastar energía y alejarnos de lo que realmente estábamos buscando y así no acabar como el burro que terminó muriendo de hambre por no saber decir que montón de comida era mejor para el.
Concept of choose the correct way

Concept of choose the correct way

*Google images