CURIOSIDADES/ Retención de líquidos. ¿Qué es, por qué se produce y cómo combatirla?




La retención de líquidos o edema se produce por un desequilibrio en nuestro cuerpo que consiste en una “salida” excesiva del líquido intravascular (de nuestros vasos sanguíneos) hacia el espacio intersticial (el espacio que hay entre las células). De forma normal, nuestro cuerpo es capaz de mantener un nivel de líquidos constante, por lo que si ingerimos demasiado, es capaz de eliminar ese “líquido sobrante” a través del sudor o de la orina. En el caso de que nuestro organismo no sea capaz de eliminar ese líquido sobrante, se produce una retención de líquidos.

Los síntomas más frecuentes en la retención de líquidos son aumento de volumen o hinchazón en tobillos, piernas, abdomen, cara, disminución de la micción o aumento de peso rápido e inexplicado. Ni que decir tiene que no todos estos síntomas tienen que presentarse a la vez. Puede haber personas que presenten sólo aumento del perímetro del abdomen o sólo hinchazón en los tobillos, por ejemplo.

Retención líquidos 1

Pero, ¿cuáles son las causas por las que el cuerpo no pueda eliminar ese exceso de líquidos?

Existen múltiples causas por las que nuestro organismo puede acumular líquidos, desde enfermedades hasta situaciones de la vida cotidiana. Las más frecuentes son:

  • Un exceso de sal en la dieta y/o un déficit de proteínas en la dieta.
  • La inmovilidad prolongada: estar mucho tiempo sentado o de pie.
  • El aumento del calor, que hace que los vasos sanguíneos se dilaten y “viertan” su contenido al espacio que existe entre las células.
  • Desequilibrios hormonales, como por ejemplo el embarazo, el periodo premenstrual o la menopausia.
  • Ciertos medicamentos, como por ejemplo corticoides, tratamientos hormonales, antihipertensivos.
  • En cuanto a las enfermedades: insuficiencia venosa, insuficiencia cardiaca o insuficiencia renal.

Entonces, si tengo edemas, ¿debo preocuparme?

Si eres una persona que sufre de retención de líquidos y conoce en qué determinadas ocasiones se producen, si sabes que te ha ocurrido más veces, si no se producen de forma repentina, si no tienes dolor ni ninguna otra sintomatología y eres una persona sana, en principio no. En cambio, si se produce un edema de forma repentina, que aumenta en pocas horas, que aparece en una pierna y en otra no (es decir, que hay una dismetría) pues sería recomendable acudir a un médico para estudiar el origen.

Retención líquidos 2




SEGUIR LEYENDO (NEXT)

Leave a Reply