CURIOSIDADES/ ¿Podemos cambiar nuestro cerebro con acciones o es defecto de fábrica?

Depositphotos_5287050_L

Lo cierto es que sería un “fifty-fifty”. Durante mucho tiempo se tenía la creencia que la relación entre nuestro cerebro y nuestro comportamiento era unidireccional,  como si estuviéramos “diseñados de fábrica”, es decir, nuestro cerebro se desarrollaba de cierta manera y sería ésta la que nos definiría para siempre.

Gracias a los estudios que se han realizado, hoy se conoce que esto no es así, que la relación entre nuestro cerebro y nuestro comportamiento es bidireccional y por tanto, a través de nuestra conducta, podemos realizar cambios en nuestro cerebro.

slide_27

Un estudio muy claro y muy llamativo sobre este tema es el que se realizó a los taxistas londinenses. Eleanor Maguire y su equipo del Universty College de Londres descubrieron que los taxistas que tenían varios años de experiencia, y por tanto habían adquirido la habilidad de orientarse y circular por los cientos y miles de calles londinenses, presentaban cambios en estructuras cerebrales, concretamente en el hipocampo.

¿Y por qué el hipocampo y no otra zona? Pues bien, el hipocampo tiene un papel fundamental en la memoria y en la orientación espacial, es como si dijéramos que los taxistas al aprender toda la información acerca de las calles, lugares de interés, recorridos más cortos, etc. crearan un mapa de Londres en su cerebro.

Este estudio nos muestra la gran plasticidad que tenemos y como nuestras acciones pueden llegar a modificar estructuralmente nuestro cerebro incluso cuando somos adultos.

Es por esto que es tan importante mantener la mente activa y estimular nuestro cerebro para que seamos capaces de adaptarnos y aprender todo lo que se nos presenta en la vida.

 

*Google images