CONSEJOS&NUTRICIÓN/ Aroma y sabor

especias

Venezuela posee un chef muy talentoso al que una vez escuché decir: ‘si queremos conocer la forma en la que se cocina en una casa, debemos fijarnos en el armario de la cocina en donde se guardan las especias y condimentos…’ Sumito Estévez Singh. Primero que nada me gustaría aclarar qué es una especia y qué es un condimento porque pienso que son conceptos que llevan a error continuamente y son utilizados por igual en la mayoría de los casos. Una especia es una sustancia aromática vegetal que sirve para sazonar nuestros platos y en muchas ocasiones también decorarlos como son, por ejemplo, el comino y el orégano. El condimento es aquel que también se utiliza para sazonar las comidas y realzar el sabor de las mismas. Mundialmente siempre se ha utilizado la sal, la pimienta, el vinagre y el aceite.

Los condimentos y las especias juegan un papel muy importante en la aceptación de algunos alimentos que por sí solos no son tan apetecibles, pero poseen unas propiedades nutritivas increíbles. Es por ello que debemos trabajar mucho más en el sabor que le colocamos a nuestras comidas para aprovechar al máximo las propiedades de los alimentos. Pongo un ejemplo muy fácil: el aguacate. Al probar el aguacate sin añadirle absolutamente nada, nos encontramos con un fruto de carne verde y mantecosa bastante soso. Pero si troceamos un aguacate y le añadimos una pizca de sal, pimienta y un poco de limón exprimido encontraremos un alimento completamente distinto que podremos disfrutar gastronómicamente y a la misma vez beneficiarnos de una fuente de potasio, magnesio, ácido fólico y grasas saludables en cantidades perfectas.

especies2

A nivel nutricional las especias (aquellas sustancias aromáticas vegetales que expliqué al principio del post) se promueven mucho en personas que tienen que reducir su consumo de sal debido a problemas de hipertensión, renales y óseos. ¿Por qué se promueven? Se hace para suplantar a la sal y que las personas sigan disfrutando de sus alimentos sin necesidad de que éstos tengan que poseer muy poco sabor. Una persona hipertensa puede entrar en un bucle de mala alimentación debido al desinterés que puede desencadenar un plato con poca sazón. Aquí vuelvo a resaltar la importancia de la presentación y sabor para la aceptación de un alimento, que no necesariamente tiene que ser por motivos clínicos o médicos, también puede ser el caso de personas más jóvenes que por el simple hecho de no haber probado un aguacate bien sazonado se quedan con la impresión de que no les gusta y lo descartan directamente a la hora de seleccionar sus alimentos. También cabe destacar que habrá personas con gustos más orientados hacia comidas más suaves a nivel de sabor y personas que disfruten un poco más de condimentación. En mi opinión personal pienso que un poco de aroma y sabor a nuestras comidas nos puede abrir un abanico de opciones en cuanto a al dichoso placer que supone comer.

José Alejandro De Freitas Luna

Instagram-> @defreitas243

**Google images