CONSEJOS/ Necesidades fisiológicas: el sueño

Lo primero que hay que tener en cuenta es que tanto el sueño como el descanso están reculados por diversas estructuras neurológicas llamadas formación reticular, núcleo de rafe y locus coroleus. Además, podemos encontrar diferentes ritmos de onda en función del estado del sueño en el que nos encontremos como podemos observar en el cuadro siguiente:

N_2

El sueño es un proceso homeostático, es decir, hay una tendencia innata a mantener la duración e intensidad del sueño dentro de los límites. Obviamente, este tiempo variara con la edad siendo el más largo en los recién nacidos, que necesitan dormir hasta 16 horas, y el más corto las personas mayores, que oscila entre las 6 y 7 horas.

 


Siempre se recalca la importancia de descansar y dormir, ahora bien. Para qué es importante esta necesidad fisiológica?

En primer lugar el sueño tiene un proceso restaurador:

  • A nivel corporal permite que recuperemos energía y reparemos los tejidos.
  • A nivel psicológico permite el desarrollo y descanso del cerebro.
  • Mejora los procesos de consolidación del aprendizaje y la memoria.
  • Permite la recuperación de los niveles de noradrenalina, hormona también llamada del estrés.

N_1

Por otra parte, el sueño también tiene una respuesta adaptativa ya que da lugar a la economía energética. Este hecho es favorable para la supervivencia pues permite la desconexión de las necesidades básicas y, por lo tanto, del entorno.

Si bien es cierto hay personas que debido a alteraciones o problemas neuronales, como en las estructuras mencionadas anteriormente,  pueden sufrir de trastornos del sueño. Entre los más conocidos podemos encontrar el insomnio, que puede ser inicial, es decir, no poder dormir, o bien posterior, que implica despertarse a media noche. También cabe destacar la hipersomnia o necesidad de dormir mucho y la narcolepsia, que son los ataques de sueño sin motivo aparente.

En cualquier caso, descansar correctamente es muy importante para poder rendir bien durante el día, poder llegar a todos nuestros propósitos y mantener las hormonas reguladas, evitando así que incrementen los niveles de noradrenalina y aparezca uno de los enemigos más comunes de la sociedad actual: el estrés.

 


N_2

Autora: Carmina Llongueras Espí @caarmiina