CONSEJOS/ Etiquetas de los alimentos, ¿sabes qué te dicen?




A la hora de ir a comprar, recomiendo que siempre miremos la lista de ingredientes. Los ingredientes del que se compone el producto están ordenados de mayor a menor. De este modo, si el azúcar figura entre los primeros de la lista, nos estará indicando que este producto es muy rico en azúcar.

FullSizeRender

Otra manera de descubrir si un alimento contiene azúcar añadido o no, es buscar sus sinónimos: sacarosa, jarabe de maíz, glucosa, fructosa, sirope de agave, melaza, concentrado de fruta, panela, dextrina, dextrosa y/o maltodextrina.

Otro de los aspectos en los que nos tenemos que fijar es en la cantidad exacta de azucares añadidos que contiene 100gr del producto. Yo personalmente, recomiendo no superar los 5gr de azúcar por 100gr de alimento, ya que las personas adultas no deberíamos consumir más de 30gr de azúcar añadido al día.

De todos modos, el azúcar no es nuestro único enemigo. Las grasas saturadas son otro de los ingredientes utilizados con frecuencia. Es importante evitar el consumo de aceites vegetales como el aceite de palma y el aceite de girasol refinados (tratados a altas temperaturas). El motivo, muy fácil, son ricos en sustancias pro-inflamatorias y pro-oxidantes.

transfat2

Por último, y no menos importante, siempre tenemos que fijarnos en la cantidad de sodio (sal) y de aditivos que contiene el producto.

Lo más aconsejable es evitar todos los productos ultraprocesados, porqué son ricos en grasas saturadas o en azúcares añadidos. También suelen contener aditivos y colorantes. Os aconsejo consumir comida real, sin procesar: verdura, frutas, frutos secos….

IMG_3291




Autora: Martina Rebull @comeypedalea