CONSEJOS/ Esguinces: ¿Qué son y cómo actuar en un primer momento?




Un esguince es la lesión de un ligamento. Un ligamento es una estructura que mantiene en contacto los huesos de una articulación. Aunque se podrían producir esguinces en todas las articulaciones del cuerpo, los más frecuentes son los de rodilla y sobre todo, los de tobillo.

ESGUINCES 2

¿Cómo sé que me he podido hacer un esguince?

Normalmente los esguinces se producen por la realización de movimientos bruscos de la articulación, en los que, como he comentado antes, al producirse, los ligamentos que unen los huesos de esa articulación se dañan. El mecanismo más frecuente de un esguince de tobillo es la torcedura de éste hacia el interior, es decir, que el pie quede apoyado en el suelo con su borde externo. Es a partir del daño de los ligamentos por lo que se diferencian varios grados de esguinces.

tipos de esguince: grados i, ii y iii

tipos de esguince: grados i, ii y iii

  • Grado 1: en este caso, el ligamento se estira demasiado o se producen pequeños desgarros. El dolor es leve, existe poca o ninguna hinchazón. Existirá cierta rigidez de la articulación y cierta dificultad al caminar. Se aplicará una inmovilización ligera, con vendajes. A los dos o tres días del esguince la fisioterapia puede ser beneficiosa. En una semana generalmente se puede realizar vida normal.
  • Grado 2: hay rotura de un mayor número de fibras del ligamento. El dolor es moderado o severo, existirá hinchazón y dificultad para caminar. El hematoma puede aparecer a los pocos días. Normalmente el tratamiento es conservador (a no ser que se complique y requiera cirugía) también con vendaje compresivo o con férula posterior dependiendo del dolor o complicaciones, pero con un periodo más prolongado que el de primer grado. La fisioterapia también será será de ayuda. En 15 o 20 días se estará preparado para practicar deporte.
  • Grado 3: es el más grave. Se produce una rotura total del ligamento, incluso puede asociar rotura de la parte más inferior de la tibia. El dolor será severo. Puede que no sea posible caminar. Se producirá gran hinchazón. En este caso es necesario un tratamiento ortopédico e incluso puede necesitar cirugía. El periodo de recuperación será más largo que en los dos anteriores. En dos meses se puede estar listo para practicar deporte.

¿Cómo debo actuar en los primeros minutos?

En primer lugar hay que intentar disminuir el dolor y la inflamación, con el conocido método RICE:

ESGUINCES 4

R: REPOSO: obviamente no vamos a movilizar la articulación en el momento agudo, ya que no conocemos el estado de ésta y además es muy probable que nos duela para poder hacerlo.

I: HIELO (Ice): esencial en un primer momento para disminuir el dolor y la inflamación.

C: COMPRESIÓN: con vendajes, para reducir la inflamación.

E: ELEVACIÓN: se tiene que elevar la extremidad lesionada para que la sangre “drene” hacia arriba y así disminuir la inflamación.

Cuanto antes se realice RICE mejor, ya que habremos adelantado camino al comenzar a reducir el dolor y la inflamación. A partir de aquí acudiremos a nuestro médico para una valoración especializada, que requerirá en ocasiones la realización de pruebas de imagen como radiografías para valorar el grado de esguince según la exploración física y también si es necesario la toma de antiinflamatorios y analgésicos. Según el grado que sea, se actuará de una forma u otra como he descrito anteriormente.

ESGUINCES 1

Con esta información pretendo dejar claro que nosotros mismos podemos hacer mucho en los primeros minutos de la lesión, sobre todo en la disminución del dolor y la inflamación, aspectos claves para el bienestar de nuestra articulación.




Autora: Alba Sierra Medina @myfitnesschaos